Ejemplos de prosopopeya

Majo Castillo

La prosopopeya o personificación es una figura literaria que consiste en atribuir cualidades o acciones propias de seres humanos a animales, objetos o ideas abstractas. Es una figura literaria que se utiliza mucho en las fábulas.

Ejemplos de prosopopeya

Las estrellas nos miraban
mientras la ciudad sonreía
P. del Castillo

Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman.
Bécquer, Rimas

La ciudad era rosa y sonreía dulcemente. Todas las casas tenían vueltos sus ojos al crepúsculo. Sus caras eran crudas, sin pinturas ni afeites. Pestañeaban los aleros. Apoyaban sus barbillas las unas en los hombros de las otras, escalonándose como una estantería. Alguna cerraba sus ojos para dormir y se quedaba con la luz en el rostro y una sonrisa a flor de labios.
Rafael Sánchez Ferlosio.
Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica.


Leopoldo Alas, «Clarín». La Regenta.

La naturaleza es sabia

En la lona gime el viento

El coche se quejaba adolorido por los años.

El árbol con sus manos, peinaba a su novia sauce.

Nos besamos bajo los ojos de la luna mientras ella moría de celos.

Las olas bailaban el vals de la mañana.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No