Ejemplos de esquemas

Los esquemas nos ayudan a sintetizar las ideas principales, secundarias y los detalles de los textos. Se trata de una forma de analizar y organizar los contenidos que expone un texto. Normalmente, el esquema surge después de la lectura y el resumen de un texto, con todas las ideas comprendidas y extraídas se elabora un esquema que permite obtener una idea clara de un tema con sólo un vistazo. Se trata de una herramienta muy empleada en el ámbito académico debido a su gran utilidad. Además, los esquemas sirven como base para, a posterior, poder realizar, por ejemplo, guiones de ideas. Como existen diferentes tipos de esquemas dependiendo de su objetivo, recomendamos consultar ejemplos de esquemas para realizarlos de manera correcta y sacarles el mayor provecho, es por ello que encontrarás diferentes ejemplos a continuación.

¿Cómo se hace un esquema?

Como hemos comentado, el primero de los pasos para elaborar un esquema es leer el texto y comprenderlo, después se subrayan las ideas principales. Con estos pasos realizados y claros, se elabora el esquema empleando palabras clave o frases cortas que nos ayuden a recordar el tema y los conceptos. Normalmente, un esquema parte de una idea principal y se va desgranando hacia abajo o de izquierda a derecha. También se pueden encontrar diferentes modelos de esquemas que emplean elementos como mayúsculas o colores para facilitar la organización y recordar mejor los conceptos del texto.

¿Por qué elaborar esquemas?

Muchas veces se piensa que tras el subrayado de las ideas principales del texto no es necesario hacer nada más, incluso a mucha gente le resulta una tarea muy tediosa la de realizar esquemas, pero recomendamos encarecidamente hacerlos. Los esquemas ayudan a organizar la información de manera correcta y otorgarle un orden con sentido. Además, elaborar esquemas con la información ayudan a que nuestro cerebro la recuerde de una manera más clara, visual y organizada. Se trata de una manera muy sencilla de recordar todos los conceptos a aprender.

Tips para realizar buenos esquemas

Para que un esquema sea efectivo deberá estar bien realizado, es algo relativamente fácil pero muchos cometen errores. Es por ello que queremos darte una serie de consejos para realizar un buen esquema:

  • Lee el texto varias veces.
  • Trata de subrayar sólo las ideas principales y realiza notas al margen si es necesario.
  • Elige un buen título para el esquema.
  • Usa abreviaturas propias si es necesario.
  • Enlaza conceptos mediante llaves y símbolos. ¡Todo está permitido!
  • Utiliza diferentes colores que te ayuden a identificar conceptos o temas importantes.

Tipos de esquemas

Existen diferentes tipos de esquema, los dos principales y más conocidos son: el esquema de llaves o cuadro sinóptico u el esquema ramificado, diagrama o esquema árbol. El esquema de llaves es muy útil para realizar muchas subdivisiones. Por otro lado, el esquema ramificado


Ejemplos de esquemas

Como todo queda mucho más claro mediante ejemplos, a continuación puedes encontrar diferentes ejemplos de esquemas que te ayudarán a crear el tuyo propio.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No