Factura simplificada

Las facturas simplificadas son un tipo de factura que contiene mucha menos información que una factura ordinaria y que sólo se puede emitir bajo determinadas circunstancias.

Ejemplos de factura simplificada para descargar

¿Cuando se puede emitir una factura simplificada?

La factura simplificada se puede emitir cuando el importe no supere los 400 euros (IVA incluido)
Además, la factura simplificada puede emitirse, cuando su importe no exceda de 3.000 euros, IVA incluido, en las operaciones que se describen a continuación:

  • Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados<
  • Ventas o servicios en ambulancia.
  • Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
  • Transportes de personas y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, horchaterías, chocolaterías y establecimientos similares, así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto.
  • Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos en cabinas telefónicas de uso público
  • Servicios de peluquería e institutos de belleza.
  • Utilización de instalaciones deportivas.
  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
  • Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
  • Alquiler de películas.
  • Servicios de tintorería y lavandería.
  • Utilización de autopistas de peaje.

¿Qué datos debe tener la factura simplificada?

  • Número y, en su caso, serie.
  • Fecha de expedición.
  • Fecha de operación si es distinta de la de expedición.
  • NIF y nombre y apellidos, razón o denominación social del expedidor.
  • Identificación de los bienes entregados o servicios prestados.
  • Tipo impositivo, y opcionalmente también la expresión “IVA incluido”
  • Contraprestación total.
  • En las facturas rectificativas, la referencia a la factura rectificada.