Chistes originales

Marco Valero

Contar chistes se ha convertido casi en una tradición para amenizar cualquier fiesta entre amigos o comidas familiares. Existe una gran cantidad de chistes originales y divertidos con los que pasar un rato agradable después del colegio o del trabajo.

Aprende algunos chistes originales cortos, rápidos y fáciles de memorizar, y atrévete a contarlos en tu grupo de amigos. ¡Les encantarán!

Ejemplos de chistes originales

¿Quieres pasar un rato divertido con los chistes más graciosos? A continuación encontrarás una lista de ejemplos de chistes originales para contar a tus amigos o familiares y conseguir que rían sin parar:


  • Era un hombre tan largo, tan largo... que se comió un yogur y cuando llegó al estómago ya había caducado.

  • Esto era un fotógrafo tan tacaño que sólo retrataba del cuello para abajo... Para que no le salieran caras.

  • El Capitán de la Nave dijo: Suban las velas... y los de abajo se quedaron a oscuras...


  • Dos amigos se encuentran y uno le pregunta al otro: "Oye, ¿y qué tal tu hija pequeña? ¿Ya camina?" - "Sí, ya hace dos años que empezó a caminar". Y el amigo contesta: - "Pues a estas alturas ya habrá llegado muy lejos".

  • Era un hombre tan, pero tan alto... que se tropezó un viernes y cayó un domingo.

  • Era un hombre tan pequeño, tan pequeño, que no le cabía la menor duda.

  • Era un tío tan gafe, pero tan gafe, que se sentó en un pajar y ¡se clavó la aguja!

  • Un ciempiés ve pasar una ciempiés: Madre mía, qué piernas..., qué piernas..., qué piernas..., qué piernas...

  • ¡No juguéis con fuego! ...y fuego se quedó sin amigos.

  • No cabe duda... y duda se tuvo que ir.

  • Doctor, doctor soy asmático. ¿Es grave? - No amigo, es esdrújula.