Ejemplos de riesgos para una empresa

Elena Aucejo

Los riesgos empresariales son todas aquellas acciones que puedan poner en peligro la actividad del negocio. Existen diferentes tipos de riesgos empresariales en función de la procedencia de los mismos y si podemos controlarlos. En un escenario perfecto la empresa no correría ningún riesgo, pero ese escenario no es realista. Debido a que es muy probable que el negocio corra riesgos lo mejor es conocer algunos ejemplos y estar atentos por si suceden.

Es importante disponer de una estrategia o Plan de Negocio donde se valoran todos los posibles riesgos para la empresa. Con la correcta gestión de riesgos es posible minimizarlos al máximo y así que no afectan tanto a la empresa.

A continuación detallamos diferentes ejemplos de riesgos para una empresa tanto externos como internos.

Ejemplos de riesgos externos de la empresa

Los riesgos externos de las empresas son todos aquellos que se producen sin control de la compañía. Un ejemplo de este riesgo empresarial sería la crisis económica que se ha vivido recientemente. Este factor además es cíclico, se estima que se producen crisis económicas cada cierto tiempo y por eso es un riesgo a tener en cuenta.

Otro ejemplo de riesgo externo que no podemos controlar es el del medioambiente o fuerza mayor. Si tenemos una empresa agrícola todos los cambios climáticos pueden causar daños a la cosecha, por eso se tienen que tener en cuenta e intentar paliar al máximo.


Todos los riesgos externos se consideran ejemplos de amenazas para las empresas, ya que son factores que afectan a la productividad de la empresa y no depende del negocio.

Ejemplos de riesgos internos de la empresa

Los riesgos internos de la empresa dependen de la propia actividad del negocio, pueden afectar a un único departamento o a todo el negocio. Para entenderlo mejor os detallamos diferentes ejemplos de riesgos internos de la empresa.

Cuando un negocio es interproveedor de un único cliente se corre un riesgo muy alto. Al depender las ventas de un único cliente existe el riesgo de que si se pierde ese cliente se pierde toda la fuente de ingresos que tiene la empresa.

Otro ejemplo de riesgo para una empresa sería que el global de los beneficios se produjesen por un único producto. Si se depende de un producto se corre el riesgo de que si éste falla perdamos las ventas. La falta de diversificación de los productos supone un riesgo para las ventas.

Todos aquellos riesgos cometidos por humanos o las máquinas durante la producción también son riesgos empresariales. Por este motivo el proceso productivo tiene que velar por la máxima excelencia, por ello se aplican políticas de empresas que garanticen la calidad del proceso.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No